forges_mujer2Aprovechando la llegada del denominado “día oficial de la mujer”, me gustaría expresar un deseo: que del mismo modo que no hay un “día oficial del hombre” -que yo sepa-, en un futuro inmediato deje de dedicarse una única fecha al reconocimiento de la feminidad, convirtiéndose esto en una necesidad de primer orden que pase a valorarse mucho más en el día a día, de modo consciente y sobre todo por parte del sector masculino en el que yo mismo me reconozco y me incluyo.

Reconocer y exaltar el papel de la mujer en la vida y en la sociedad, otorgarle el protagonismo que merece, no debe suponer ninguna limitación en el papel propio del hombre ni ninguna renuncia a nada. Sino más bien al contrario; una fuente de enriquecimiento mutuo. Compartiendo facetas, complementándonos y aprendiendo los unos de los otros, sin competiciones ni enfrentamientos. Sin absurdas guerras de sexos… A ver si nos lo acabamos de creer entre todos, y más allá de palabrerías, lo empezamos a llevar mucho más, y de verdad, a la práctica, que creo que ya va siendo hora…

Reconozco en voz bien alta y sin ningún tipo de rubor que admiro la esencia femenina, y que el mundo iría mucho mejor si la fanfarronería de la testosterona empezara a rendirse a la evidencia de que sin amor y sensibilidad en el fondo no somos ni seremos nada… Y a continuación una serie de pequeños obsequios a modo de homenaje a todas vosotras, y que espero que también sepáis disfrutar todos vosotros…


——————————————————————————

DECISIÓN DE MUJER

…Y me quedé en mi decisión de mujer

por vivir, por salir bajo la piedra,

por renacer después de tantas veces

de reventarme ante la vida.

…En mi ángel fui sanando las heridas,

las alas rotas secándolas al Sol,

el aprendizaje al vuelo con las alas rotas

es tan duro como volver a nacer en desespero

para alcanzar la vida.

…Y hubieron manos duras que quebraron

mis plumas de nuevo.

…Y sigo pensando; mujer, qué terca soy

que me atreví a soñar,

a despertar,

a amar,

y a construir sobre mis sueños.


(De una mujer guerrillera de Guatemala)

——————————————————————————-

En los últimos años, cada vez que nos acercamos al 8 de Marzo me va invadiendo una ola de sentimientos encontrados. “El día de la mujer” me suena más o menos bien.  No me gusta tanto lo de  “El día”: me gusta lo de “Mujer”.

Reconozco que en estas fechas acentúo mi conciencia sobre el placer de saberme mujer, y el concepto en sí se convierte en un guiño de complicidad conmigo misma y con todas aquellas y todos aquellos que comparten un sentimiento parecido hacia el ser Femenino.

Lejos de etiquetas feministas y voces alzadas desde la indignación (que sí, que también las reconozco a veces) vivo esta conciencia desde el susurro. Y al escribirlo sonrío porque gracias a tantas otras mujeres que decidieron hablar alto y claro yo hoy puedo decidir susurrar. Ahí recae el guiño de complicidad: puedo decidir.

Y decido, como ser femenino, escuchar, atender, pedir, transformar, actuar, transmitir, creer, trabajar, soñar, equivocarme, sonreír, danzar, comprender, acercarme, alejarme, crear, mirar, esperar, caminar, abrazar, susurrar, crecer, Amar…

Y tantas otras cosas, decido cada día. Decido, por ejemplo, amar a un hombre que es hombre y por ello en él vive también parte de la esencia femenina. Así lo amo, y así amo al mundo: sintiendo, respetando y venerando, incluso, esta danza de esencias.

Quizás por ser mujer, quizás por estas fechas, no puedo evitar sentirme más llena de aquello que representa el alma femenina. Es algo inexplicable, es una sonrisa. Quizás no hace falta explicarlo: vosotras y algunos de vosotros, lo sabéis.


Feliz vida de la mujer.


A.C.

——————————————————————————-

“La Cenicienta que no quería comer perdices” es un cuento moderno, realista, divertido y profundamente esperanzador que nos muestra la situación de tantas mujeres que un día descubrimos que nuestra vida no es ese cuento de hadas que nos prometieron y que nosotras nos creimos.


La autora Nunila López Salamero y la ilustradora Myriam Cameros Sierra reinventan el cuento clásico de la Cenicienta con una protagonista vegetariana, marchosa y rebelde.


Las ilustraciones tienen fuerza y nada tienen que ver con otros dibujos femeninos más azucarados, y el texto es pura esencia porque, en su brevedad, consigue aunar una crítica feroz contra nuestra sociedad y el papel oficial de la mujer con una visión positiva y holística de metamorfosis.


Son 45 páginas de imágenes y textos minimalistas que se leen en 5′ y que sientan tan bien como un buen masaje.

Os recomendamos a todas y todos leerlo y analizar cuánto hay de cuento o de realidad en nuestras vidas:


http://www.slideshare.net/begabi/la-cenicienta-que-no-quera-comer-perdices-presentation?type=document


Sitio oficial: La cenicienta que no quería comer perdices
Blogs de las autoras: Nunila y Myriam Cameros

Fuente: El Blog Alternativo

————————————————————————————–

1. Entrevista a Christine Delphy: “Mucha ministra, pero la pobreza aún lleva faldas”

2. La infancia y el día de la mujer trabajadora

3. Mujeres alteradas de Maitena

4. Maternidad y trabajo por Laura Gutman

5. Vídeo “La mujer en el arte”

6. Mujeres salvajes

7. The women of Ireland. Una canción sobre la mujer luchadora

http://www.elblogalternativo.com/2009/03/08/dia-de-la-mujer-trabajadora-siempre/#more-6166

Anuncios