7columnas1En la actualidad, en nuestro mundo desarrollado y globalizado, nos referimos al éxito como a una consecución de logros, fundamentalmente materiales.

De hecho, la primera definición de éxito en el Diccionario de la Real Academia de la lengua reza: “Resultado feliz de un negocio, actuación, etc.”

Pues bien, a continuación, una colaboradora de El Blog Alternativo nos habla de otro tipo de éxito y de las claves para conseguirlo, apoyándose en las famosas siete leyes espirituales difundidas por el médico y escritor hindú Deepak Chopra…

A nivel personal, valoramos, si tenemos éxito en la vida, cuando triunfamos en el terreno profesional hasta alcanzar un nivel de ingresos que nos permite comprar casa, coche, ocio, en función de lo que más proyección nos de ante el grupo social al que pertenecemos.

El éxito profesional, tras estudios varios o no, es aquel que nos permite alcanzar, bien la creación de un negocio propio lucrativo, o bien, como en la mayoría de los casos, un puesto elevado en la jerarquía de mandos de una empresa u organización.

Poco importa que una cada vez mayor adquisición de cosas materiales nos esclavice a un ritmo de vida que nos aliena o que al alcanzar un determinado puesto de trabajo he dejado que me humillen o me exploten a condición de que se me permita humillar o explotar a otro por debajo de mí…

Incluso, cuando nuestros padres hablan de nuestros éxitos lo hacen en función del cargo que ocupamos, el lugar donde vivimos, los coches que conducimos o los lugares a los que viajamos. Hablamos de éxito, lo vinculamos a la felicidad y buscamos la clave en poseer lo que hay en el exterior que nos pueda dar una buena proyección social.

Pues bien, en primer lugar, ahora definiré otra dimensión del éxito. Una dimensión más personal, más íntima, más humana. No es que yo reniegue de triunfar profesionalmente ni de lograr cosas materiales que hagan más cómodo mi viaje por esta vida, sino que no identifico el éxito sólo con esto.

Yo estoy de acuerdo con los muchos maestros que valoran que el éxito también se compone de salud, entusiasmo, respeto, estabilidad emocional, confianza, seguridad, cordialidad, compromiso, bienestar, paz, etc… En definitiva, el éxito del desarrollo personal en base a las leyes universales o virtudes.

En segundo lugar, añadir que soy sólo una simple mensajera de las siete leyes espirituales para lograr el éxito. Y digo mensajera porque simple y humildemente haré un resumen de lo que Deepak Chopra desarrolla y explica de manera magistral en sus artículos y vídeos…

Lunes: La ley de dar
El universo trabaja en un continuo y dinámico intercambio. Dar y recibir son las diferentes formas en las que fluye la energía. Dar lo que buscas es la mejor manera de encontrar, porque al entregar, la abundancia del universo circulará a tu alrededor.

(Más información)

Martes: La ley del karma
Toda acción genera una reacción. Las acciones generan una fuerza energética que se regresa de la misma manera en la salió. Cuando escoges hacer algo que trae alegría y éxito a los demás, el fruto de tu karma será alegre y exitoso. Es muy importante ser conscientes de las elecciones que realizas y tomar responsabilidad de tus acciones.

(Más información -1- / -2-)

Miércoles: La ley del menor esfuerzo
La inteligencia de la naturaleza hace que las cosas funcionen con el menor esfuerzo, con armonía y amor. Por ejemplo, una rosa no lucha por nacer, simplemente lo hace; una estrella no lucha por brillar, simplemente lo hace; un ave no lucha por volar, simplemente vuela. Los seres humanos a veces se esfuerzan demasiado por conseguir lo que desean y fuerzan las situaciones con tal de alcanzar sus metas, y no debe ser así. Aceptar lo que sucede con armonía, alegría y amor hace que la fortuna crezca a tu alrededor. El secreto está en aceptar lo que sucede en el presente, no querer tener siempre la razón y observar la inteligencia de la naturaleza.

(Más información)

Jueves: La ley de la intención y del deseo
La intención y los deseos son fuentes importantes de poder, tienen además una importante potencialidad para organizar tu vida. Cuando usas la intención en el fértil terreno de la potencialidad, estás colocando el poder de organización a trabajar para ti.

Ser consciente de lo que deseas es el primer paso. Debes desear en el presente y colocar la intención en el futuro y tratar de no pensar en los resultados. Concéntrate en el ahora.

(Más información)

Viernes: La ley del desapego
El presente es lo más importante, el aquí y el ahora. Desapegarte es dejar a un lado lo incierto y el pasado. Desapegarte es vivir con más conciencia el presente, abrir nuevas posibilidades en tu vida y dejar que tu mente dance al mismo ritmo que lo hace la orquesta del universo.

(Más información)

Sábado: La ley del Dharma
Todas las personas tienen un propósito en la vida, un talento único y especial que entregar a los demás. Cuando mezclas este talento con la entrega, experimentas exaltación en tu espíritu, felicidad, éxtasis, las metas más importantes en la vida de un ser humano.

Domingo: La ley de la potencialidad pura
La fuente de toda la creación es la conciencia. La potencialidad pura busca la expresión de lo intangible hacia lo tangible. Cuando caes en cuenta de esto, tu alma será potencialidad pura y estarás alineado con el poder que se encuentra manifiesto en el universo.

(Más información)

Fuentes: El Blog Alternativo, http://www.chopra.com/

Anuncios