campofrioLa empresa de productos cárnicos Campofrío lanzó no hace mucho una campaña publicitaria ridiculizando la opción del vegetarianismo. Como respuesta, la organización Igualdad Animal decidió realizar una investigación en una de las granjas suministradoras. Varios activistas entraron en dos ocasiones en la granja Degapor, situada en Burgos y que suministra cerdos a Campofrío. Tras examinar las nueve naves que la forman, se obtuvieron cientos de imágenes y varias horas de vídeo que documentan cuál es la cruda realidad que se oculta tras muchos de los anuncios que promueven el consumo de productos mediante la explotación animal. El vídeo que se adjunta a continuación es duro y puede herir algunas sensibilidades, pero a diferencia de las manipuladoras campañas publicitarias, no hace más que mostrar algo que ocurre de verdad. (Link video)

Información relacionada: “The Meatrix” · “Te quedan 3 spots” 

Anuncios