El Parlament de Catalunya discute estos días la idoneidad de prohibir las corridas de toros tras el primer aviso que supuso la aceptación a trámite de una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que propugna, con el respaldo de 180.000 firmas, la abolición de “la fiesta nacional”. Si prospera el proceso y finalmente los antitaurinos consiguen llevarse el gato al agua, Catalunya se convertiría en la segunda comunidad autónoma que suspende las corridas tras Canarias. A ver si otros aprenden algo y van tomando buena nota…

Información relacionada:

“La memoria del llanto” (Francisco González Ledesma)

“Diez razones para terminar con las corridas de toros”

“¿Tauromaquia y Vida?”

Anuncios