Yo no tenía ni dos años cuando la muerte le llegó por sorpresa a Félix Rodríguez de la Fuente, helando el corazón de todo el país y también causando un gran impacto más allá de nuestras fronteras. Sin embargo, en los años posteriores, tuve la fortuna de descubrir su incalculable legado y, gracias a ello, pude empezar a valorar la importancia del respeto a la fauna y a la naturaleza que acompañan al hombre desde que empezó a transitar por el planeta Tierra. “… El planeta es nuestro porque nos sustenta y nutre y tenemos la sagrada obligación, para nosotros mismos y para nuestros descendientes, de defender su pureza y su riqueza… que los hombres comprendan que si acaban con la naturaleza, acaban con ellos mismos…”. A pesar de su ausencia, el mensaje de Félix sigue hoy plenamente vigente, a la par que la necesidad de cumplir con nuestra “sagrada obligación” se hace hoy, en tiempos de grave maltrato medioambiental, más urgente que nunca. Sirva esta entrada para pararnos un poco a reflexionar sobre este serio e importante asunto que nos afecta -y mucho- a todos y todas por igual, aunque algunos no se hayan dado cuenta todavía…

Documental: “Espacios naturales: Félix Rodríguez de la Fuente” (1/2) (2/2)

Especial 30 años sin Félix (RTVE) · Fundación Félix Rodríguez de la Fuente

Información relacionada: David Attenborough

Sigue leyendo:

Hace ya 30 años que este importante comunicador y naturalista nos dejó físicamente cuando la avioneta en la que viajaba se precipitó sobre el hielo de Alaska mientras desarrollaba un documental para la mítica serie “El Hombre y la Tierra”.

Félix Rodríguez de la Fuente se adelantó a su tiempo gracias a una visión global e integrada de la naturaleza, en la que la cada especie animal era importante por sí misma, pero también por ser una pieza dentro de un ecosistema. En este conjunto incorporaba al ser humano como un elemento más, capaz de convivir en equilibrio con su entorno y con la responsabilidad de asegurar su continuidad.

Por eso, alertó desde el primer momento de la amenaza que constituía para nuestra naturaleza la intensificación de ciertas actividades relacionadas con el ser humano. Así, entre las grandes batallas que libró, se encontraban la defensa de las etnias y pueblos indígenas, la lucha contra la contaminación, la desecación de los humedales, la deforestación, la destrucción de las costas, la caza y el comercio indiscriminado de especies o la necesidad de impulsar la creación de espacios protegidos. Además, se esforzó por reconciliar el mundo rural con la conservación de la naturaleza, convirtiéndose así en el precursor en nuestro país de lo que hoy llamamos ‘desarrollo sostenible’.

Como vicepresidente de Adena (hoy WWF España), Rodríguez de la Fuente trabajó sin descanso para evitar la destrucción de extraordinarios parajes de nuestro país. Por ejemplo, a él se debe, en gran medida, la salvación de las Tablas de Daimiel del proyecto de desecación del entonces Ministerio de Agricultura, y su posterior declaración como parque nacional. También luchó contra la urbanización de zonas ambientalmente tan importantes como la Albufera de Valencia o las marismas de Doñana.

Rodríguez de la Fuente utilizó su gran capacidad de influencia pública y sus extraordinarias dotes de seducción por medio de la divulgación, para propiciar un profundo cambio de mentalidad en la sociedad española que permitió que muchas especies amenazadas, consideradas como animales dañinos, fueran protegidas por ley y se comenzara a trabajar en su recuperación.

Félix Rodríguez de la Fuente llegó al corazón de todos los españoles mostrándoles las bellezas de la naturaleza y el hombre, sensibilizando sus mentes a través de la formación y divulgación científica. Su mensaje riguroso, correcto y apasionado dejó huella en todos aquellos trabajos que realizó, pero en especial en la serie ‘El Hombre y la Tierra’, que ahora se puede volver a disfrutar en Internet (después de su remisión por televisión). Recientemente, RTVE le ha rendido un exhaustivo homenaje y para ello ha elaborado piezas exclusivas para mostrar cómo ha evolucionado la conservación de los animales y sus hábitats, desde la época en la que Félix realizó ‘El hombre y la Tierra’ hasta ahora. Entre los diversos documentos disponibles en la versión on line de la cadena pública, destaca el documental ‘Espacios naturales: Félix Rodríguez de la Fuente’, emitido hace unos días por La 2 en horario de máxima audiencia. Altamente recomendable, el mencionado documental cuenta con testimonios de personas que trabajaron con Rodríguez de la Fuente y está narrado por su hija Odile (actual directora de la Fundación que lleva el nombre de su padre).

Fuente: WWF España / RTVE

Anuncios