Muchos rumores había oído hasta hoy acerca de las malas artes de una de las multinacionales más poderosas del mundo, probablemente la más famosa y universal, cuya imagen se halla indiscutiblemente asociada al acartonado ideal de felicidad del “American way of life”. Pero después de ver el documental “El affaire Coca-Cola” (2009), la realidad de los sobrecogedores hechos expuestos ha superado con creces el peor de los escenarios imaginados…

Los realizadores Germán Gutiérrez y Carmen García presentan esta dura denuncia contra el imperio Coca-Cola, al que se imputa estar implicado en el secuestro, la tortura y el asesinato de sindicalistas que luchaban por la mejora de las condiciones de trabajo de los empleados de la compañía en Colombia, Guatemala y Turquía.

Los cineastas trabajaron con los abogados laboralistas Daniel Kovalik y Terry Collingsworth, además del militante Ray Rogers, director de la campaña “Stop Killer-Coke!” Juntos están llevando a la mítica compañía de refrescos a un complejo procedimiento legal en una batalla jurídica por la defensa de los derechos humanos de la que hasta ahora no ha llegado ni palabra a nuestro país, salvo en este artículo del ovetense Gregorio Morán (Fuente: ElComentario TV)

Ver el documental (1/9) (2/9) (3/9) (4/9) (5/9) (6/9) (7/9) (8/9) (9/9)

Anuncios