En el primer mundo, si te duele algo hay pastillas para mitigar casi cualquier dolor. Pero… ¿qué pasa si lo que te duele es el dolor ajeno, el dolor de los que no tienen pastillas para curar su sufrimiento? Ahora, nosotros, que tenemos pastillas para casi todo, también podemos tomarnos una dosis para calmar el dolor de los que no tienen casi para nada. Esta iniciativa de Médicos Sin Fronteras es un acto simbólico pero, a la vez, de gran impacto: comprando esta caja de caramelos -de venta exclusiva en farmacias durante un año- y al precio de sólo 1 euro estaremos colaborando en una campaña solidaria de ayuda a enfermos olvidados.

Indicaciones: Las pastillas contra el dolor ajeno son indicadas para el tratamiento sintomático de dolor ajeno de intensidad alta, leve o moderada. El principio activo de las pastillas contra el dolor ajeno es el amor. Este principio es parte de un gesto humanitario que actúa directamente en las zonas más necesitadas y su fin es ayudar a aquellos que lo necesitan…

Más información: Web de Médicos Sin Fronteras

 

Anuncios