Alejandro Jodorowsky ha hecho de su vida puro arte, no ha parado de inventar: películas, cómics, libros, terapias. Afirma que los deseos y las frustraciones familiares pasan de generación en generación y para librarse de ellas inventó la psicomagia: actos simbólicos que liberan nuestro inconsciente (ya que el cerebro no distingue entre realidad consciente e inconsciente). De sus andanzas con los chamanes aprendió a entrar en los sueños y formar parte del mundo onírico con plena conciencia (sueños lúcidos), y de eso ha hablado recientemente en un ciclo de conferencias sobre sueños y fantasía.

Muy recomendable resulta la siguiente entrevista realizada a raíz de ello por Ima Sanchís en La Contra de La Vanguardia, en la que el gran Jodorowsky se mantiene fiel a sí mismo invitándonos a liberarnos de nuestras cárceles mentales, a salir de nuestro orgulloso yo para abrirnos y reconocernos en el otro, aceptando y creando una vida con arte, realmente útil y próxima a un nuevo y transformador concepto de “santidad”…

Lee la entrevista

Anuncios