Se salva a los mercados y no al clima. Así podríamos resumir lo que constata la recién terminada 17ª Conferencia de las Partes (COP 17) de Naciones Unidas sobre Cambio Climático en Durban, Sudáfrica, celebrada del 28 de noviembre al 10 de diciembre. La rápida respuesta que gobiernos e instituciones internacionales dieron al estallido de la crisis económica en 2008 rescatando bancos privados con dinero público contrasta con el inmovilismo frente al cambio climático. Aunque esto no nos debería de sorprender. Tanto en un caso como en otro ganan los mismos: los mercados y sus gobiernos cómplices…

Sigue leyendo el artículo de Esther Vivas en Canal Solidario

Info relacionada:

“Los resultados de Durban, una catástrofe para los países pobres”

“Conciencia colectiva para frenar el cambio climático”

Comunicado de Greenpeace

 

Anuncios