El doctor en Filosofía de la Ciencia Lou Marinoff se formó durante 11 años con el maestro taoísta Sing Ming Li. Y una de las grandes lecciones que aprendió fue darse cuenta de que si uno está en armonía con el mundo es imposible ser infeliz. Recientemente ha publicado El poder del Tao (Ediciones B), el camino que Lao Tse dibujó hace más de 2.500 años para vivir sereno y feliz. Toda una invitación a celebrar el regalo de la vida y a dejarse fluir ante el cambio inevitable.

Lee la entrevista en La Contra

Info relacionada:

“¿Que lamentamos no haber hecho cuando estamos a punto de morir?”, reflexión sobre la existencia humana a través del estudio de una experta en cuidados paliativos a personas en fase terminal.

“El arte de fluir” 

 

Anuncios