Ayer vi el programa Salvados del pasado domingo y volví a quedarme boquiabierto al comprobar, una vez más, cómo la grave inconsciencia e irresponsabilidad que padecen nuestros gobernantes parece no tener límites… No contentos con dilapidar millones y millones de euros en absurdas y faraónicas infraestructuras del todo innecesarias, mientras la auténtica cultura, la que es real y de proximidad, no deja de sufrir sangrantes ataques y recortes, lo más alarmante de todo es que la mayor parte de los responsables de tales despropósitos siguen impunemente enrocados en su inconsciencia, aparentemente convencidos de haber hecho un gran bien y servicio a la sociedad…

En “Cuando éramos cultos”, Jordi Évole analiza con su genial mezcla de valentía, espíritu crítico y humor corrosivo el estallido de la burbuja cultural en nuestro país repasando inversiones polémicas en equipamientos como la Ciudad del circo de Alcorcón, la Ciudad de la Cultura de Santiago o la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia.

Ver el programa “Cuando éramos cultos”

Info relacionada:

Malos tiempos para la cultura

El escenario de la defensa de la educación pública

Anuncios