Desde que empezó la crisis los bancos españoles han recibido ayudas públicas que superan los 100.000 mil millones de euros. Y todo ello para dotar de liquidez a los bancos para que así diesen créditos a las empresas y a las familias. El objetivo último: reactivar la economía. Sin embargo, han pasado ya algunos años y ni las familias ni las empresas reciben créditos ni tampoco parece que la economía despegue.

La última entrega de Salvados rastrea qué ha hecho la banca con esos millones. El programa se pregunta: ¿Es cierto que con ese dinero compran deuda pública porque así ganan más dinero que dando créditos? Jordi Évole se ha desplazado a un lugar donde parece que esto no ha funcionado así: Islandia, un país que vivió una situación similar a la española y que ha solucionado su crisis de una manera radicalmente distinta. Tanto, que nacionalizó la banca y su primer ministro se ha sentado recientemente en el banquillo de los acusados por su mala gestión económica.

 Ver el programa “Bancos, del crédito al descrédito”

Info relacionada: “Islandia, la revolución silenciada”

Anuncios