Ya no importa donde vivas, es imposible escapar de la globalización. La única salida, es informarse para poder elegir con conciencia antes de comprar. Comenzar a cultivar y a fabricar tus alimentos, reducir el consumo de petróleo y sus derivados, reforestar, comprar lo necesario, escuchar tu voz interior en vez de la voz de la publicidad… Son pequeños pasos para escapar de grandes monstruos. Y recordar siempre que el poder de elección está en uno, no les demos el placer de caer en sus zarpas…

Sigue leyendo (EcoCosas)

Más info: Col·lectiu RETS

Info relacionada:

“Transgénicos, urge concienciarse”

“Coca-Cola: 125 años de luces… y sombras”

“Repsol, Unión Fenosa, Pescanova, Endesa… ¡Culpables!

Anuncios