“Las crisis del agua, de la biodiversidad, las crisis sociales, energéticas y financieras se encuentran todas unidas y son las consecuencias del neoliberalismo y del modelo de agricultura industrial promovido por las instituciones financieras internacionales (Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional y Organización Mundial del Comercio), los tratados de libre comercio, el Consejo Mundial del Agua, las multinacionales y la mayoría de los gobiernos”.

La organización Vía Campesina resume con estas palabras la situación actual de crisis a nivel global producida por los excesos del sistema capitalista y del modelo agrícola que este fomenta. El agronegocio, efectivamente, ha impulsado y consolidado en las últimas décadas toda una serie de prácticas que han acabado dañando gravemente el medio ambiente y comprometiendo seriamente el futuro del sector rural.

Sigue leyendo (Canal Solidario)

Info relacionada: “Agroecología: una solución a la sobreexplotación y el hambre en zonas rurales”

 

Anuncios