Las prisas del día a día y la crisis parecen ser malas consejeras para una buena alimentación. A pesar de ello, Rosa Solà (Badalona, 1966), miembro destacado de la organización gastronómica Slowfood Barcelona Vázquez Montalbán, cree que otra manera de consumir y de comer es posible a pesar de la fuerza de la industria alimenticia.

En este sentido el movimiento Slowfood, creado por Carlo Petrini hace más de un cuarto de siglo y que ya tiene más de 100.000 socios en todo el mundo, pelea por defender los productos autóctonos, de proximidad. Una lucha que, según Solà, que fue durante años presidenta en la delegación de Barcelona, empieza por tomar conciencia como consumidores.

Entrevista a Rosa Solà (La Vanguardia)

Info relacionada:

“Podemos cambiar el mundo con nuestras manos”

“Elogio de la lentitud”

 

Anuncios