La leche animal y sus derivados -nata, natillas, yogures, helados, batidos, etc.- se encuentran actualmente entre los alimentos de mayor consumo del mundo. Se alaban sus propiedades nutritivas, lo ricos que son y lo imprescindibles que resultan para mantener los huesos sanos merced a su riqueza en proteínas, vitaminas y minerales, especialmente el calcio. Pero, ¿es eso verdad o más bien se trata de productos no precisamente saludables que causan muy diversas patologías? […] ¿Es realmente saludable ingerir leche y productos lácteos? No sólo son muchos los investigadores que discrepan de esa opinión sino que hay cada vez más estudios que cuestionan esa aseveración…

Sigue leyendo el completo artículo publicado en Discovery Salud (Vía AVA) 

Información relacionada:

“Franco Berrino: menjar bé per viure millor”

“Les llets vegetals. Font de vitamines, minerals i proteïnes”

“El mito de la leche y el calcio”

 “Gran parte de la población es intolerante a la lactosa”

“La mala leche que nos corroe”

“Busca el calci més enllà de la llet”

“Liquats vegetals: bones alternatives a la llet de vaca”

“Cocina energética para una alimentación más consciente”

 

Anuncios