Aunque no salga en los periódicos ni en la tele, y por tanto, no sea uno de los principales temas de preocupación ciudadana, el poder que ha llegado a adquirir el tándem formado por la industria alimentaria y la industria farmacéutica, con sus múltiples ramificaciones y muy serias repercusiones, debería ser tranquilamente un motivo, otro más -y éste de gran peso-, para plantarse, decir basta y salir de una vez por todas a la calle a exigir responsabilidades con carácter de urgencia. No en vano, como muy bien apunta el agricultor leridano Josep Pàmies, hoy en día existe “una confabulación total entre administraciones y grandes empresas para dominar el mundo de la enfermedad, la salud y la alimentación…”

A continuación, bajo el significativo título “Interesa que estemos enfermos”, y partiendo de otra de sus sabias reflexiones: “Tenemos que presionar desde abajo, organizarnos como sociedad que está harta de medicaciones artificiales y químicas y exigir que la sanidad pública dé a conocer las alternativas naturales para la curación de enfermedades”, reproducimos una interesantísima entrevista que le realizaron hace un tiempo los amigos de la revista Athanor: Josep ha destacado en los últimos años por su lucha “a muerte” contra los cultivos transgénicos y por su espíritu rebelde a la hora de acatar directrices que con el traje de la legalidad ocultan atentados contra la vida. Miembro de Slow Food y uno de los impulsores de la plataforma Som lo que Sembrem, ha sido una figura clave en la recogida de firmas que ha permitido llevar al Parlamento catalán la Iniciativa Legislativa Popular para reclamar que Catalunya sea declarada territorio libre de transgénicos. Pero este hombre no está interesado solo en combatir. Es también uno de los artífices de una ‘Dulce Revolución’(Lee la entrevista completa)

Sigue leyendo más abajo información relacionada: Presentación del vídeo “Nuestros hijos nos acusarán” · Artículo “Dónde están las campesinas” · Últimas informaciones sobre transgénicos…

Video: “Nuestros hijos nos acusarán”

Fuente: Revista Namaste

Esta película destapa todo lo oculto que hay en nuestra alimentación. Muestra todo lo que la industria añade a nuestro plato para ganar más dinero. Nos va envenenado poco a poco con químicos, transgénicos… Mientras nuestros niños comen basura, la industria alimentaria-farmacéutica crece y crece a costa de la salud. ¿Hay un punto medio entre pasar hambre y morir de obesidad y avaricia?

(Documental completo: “Nuestros hijos nos acusarán”)

¿Dónde están las campesinas?

Artículo de Esther Vivas

En Cataluña poco más del 1% de la población activa es campesina y su renta no hace nada más que disminuir. Entonces, hay que preguntarnos: ¿si el campesinado desaparece, en manos de quién está nuestra alimentación? ¿Quién decide aquello que comemos? Multinacionales como Monsanto, Cargill, Kraft, Nestlé, Carrefour o Mercadona acaban decidiendo qué, cómo y cuándo consumimos.

El campesinado está en crisis, el mundo rural está en crisis, la pesca tradicional está en crisis y, no lo olvidemos, las trabajadoras y los trabajadores estamos en crisis. Y mientras algunos salen ganando con la crisis, hay otros como nosotros, los de bajo, que la pagamos… (Sigue leyendo)

Últimas informaciones sobre transgénicos

La CE aprueba cinco nuevos transgénicos, entre ellos una variedad de patata

La Comisión Europea autoriza una patata transgénica peligrosa

Patatas transgénicas para producir papel y pegamento

Greenpeace alerta del “riesgo inaceptable” para la salud de la patata transgénica autorizada por Bruselas

Uno de los herbicidas más habituales del mundo feminiza los anfibios y amenaza su supervivencia

Sin transgénicos ganamos todos

– L’autora de “El món segons Monsanto” (llegir entrevista) visitarà les terres catalanes pròximament (+ info)

Más información:

Entradas sobre transgénicos y alimentación

Anuncios