Cuando estés exhausto de perseguir tus sueños, hallarás que los sueños no se realizan soñando, sino caminando, y que no hay mejor sueño que estar despierto.

Cuando estés hastiado de buscar el éxito, entenderás que el éxito no se logra tratando de llegar a alguna parte, sino que está mucho más cerca; puesto que no hay mayor éxito que ser uno mismo.

Cuando estés cansado de buscar la belleza, encontrarás que la belleza no se revela a los ojos del cuerpo sino a los del corazón. Pues la belleza es el alma misma de todas las cosas; también de lo “feo”.

Cuando estés aburrido de buscar la alegría, aprenderás que la alegría no se puede experimentar sin conocer primero la tristeza, y que la mejor manera de estar alegre es alegrando a los otros.

Cuando estés agotado de buscar amor, sabrás que el amor no llega desde fuera y que, en realidad amado mío, la única manera de encontrar amor es AMANDO.

Hugo Lega www.instantesdelpresente.com

Anuncios