El perdón puede ser entendido como una práctica espiritual, según han enseñado diferentes maestros y caminos espirituales: “Dejar de sentir resentimiento contra aquel que te causo el mal”. Es necesario hablar sobre la práctica de liberar el perdón, descomprimir nuestros propios sentimientos y encontrar significado a los peores acontecimientos de nuestra vida. Si practicamos el perdón, también nos liberamos de la violencia interna que la ira nos causa, y no abandonamos la búsqueda de la acción correcta. De hecho, perdonar es entrar en la visión clara, que nos permite utilizar los medios hábiles para lograr una paz sostenible.

Sigue leyendo el artículo de Yoga en Red

Anuncios